¿Por qué mi hijo necesita tomar leche sin lactosa?

Spread the love

Como todos, algunas personas no aceptamos bien a bien ciertos alimentos y los bebés no son la excepción.

En particular los bebés, pueden presentar cierto tipo de alergia a la leche, ya sea a la lactosa o bien es alérgico a las proteínas de la leche.

Si esto sucede, entonces habrá que voltear a ver alguna alternativa de leches, de esta forma deberá dejar de consumir productos lácteos elaborados con leche.

La forma en cómo puedes identificar si tu pequeño está presentando algún tipo de rechazo a la leche que esta tomando es si notas síntomas que van desde urticaria hasta síntomas más serios como vómitos, diarrea, sibilancias o incluso anafilaxia.

Disfruta Escuchando Podcast

Fuente informativa y especializada en Alula México

Cuando se nota este tipo de reacciones, lo más seguro es que su pediatra le diagnostique cierta alergia a la leche por lo que le evitará estrictamente toda la leche y los productos lácteos.

En su lugar, deberás recurrir a fuentes de alimentos no lácteos para obtener suficiente calcio y vitamina D en su dieta.

La buena noticia al respecto es que algunos niños superan su alergia a la leche cuando crecen.

Más común que una alergia a la leche es la intolerancia a la lactosa, en la cual los niños pueden tolerar algunos productos lácteos, pero desarrollan gases, diarrea, dolor abdominal, náuseas e hinchazón si ingieren demasiado o productos que son especialmente altos en lactosa (el azúcar que se produce naturalmente en la leche animal).

Información CENETEC Gobierno de México

En este caso, los pequeños van a presentar cierta reacciones, incluso en pequeñas cantidades debido a que los niños con intolerancia a la lactosa no tienen la suficiente enzima para digerir la lactosa.

En estos casos, el pediatra te sugerirá alternativas de leche sin lactosa para bebés.

Cuando los niños con intolerancia a la lactosa es normal observar que en consecuencia todos los derivados de la leche tampoco los toleran, aunque algunos serán en mayor o menor medida y la cantidad depende de cada niño.

El ABC de los padres

Por ejemplo, es posible que un niño solo desarrolle síntomas si toma un vaso extra de leche, pizza de queso o helado, etc., pero puede estar bien si toma un poco de leche con cereal.

El yogur normalmente tiene menos lactosa, porque el proceso de fermentación la reduce.

El queso curado casi no tiene lactosa. También hay leche de vaca y productos lácteos de vaca a los que se les agrega la enzima que descompone la lactosa (lactasa), por lo que estos productos no contienen lactosa.

En general, la mayoría de los niños se benefician al consumir leche de vaca o productos lácteos de vaca después de los 12 meses de edad, siempre y cuando no presente algún tipo de alergia a la leche).

Esmigastro Podcast

Debes tener en cuenta que los niños pequeños que están amamantando dos o tres veces al día o que todavía toman fórmula no necesariamente necesitan beber leche de vaca.

Ahora bien, si tu pequeño acepta la leche de vaca puedes ser suficiente un consumo de 2 tazas de leche al día si tiene una edad de 1 a 2 años.

Si ya tiene más de 3 años en adelante, le vendrán bien unas 3 tazas de leche al día. Sin embargo, si tu pequeño no acepta la leche de vaca, debes consultar a tu pediatra el tipo de leche y la cantidad necesaria para que pueda obtener los nutrientes necesarios.

Audio y visuales en YouTube y Soundcloud